México flexibiliza importación de insumos COVID-19

México flexibiliza importación de insumos COVID-19

Importar insumos COVID-19 como cubrebocas, overoles y demás, por la pandemia del coronavirus, será posible para México ya que el gobierno simplificará los procedimientos de compra y pago anticipados a los proveedores internacionales para garantizar su abastecimiento en todo el país.

Con lo anterior, se simplificará a gran escala los trámites del procedimiento de adjudicación directa previsto, según lo escrito en el Diario Oficial de la Federación (DOF), hace unas semanas.

La decisión fue tomada cuando se declaró la emergencia sanitaria por parte del Consejo de Salubridad General a finales del mes de marzo.

Por la epidemia del virus SARS-CoV2 o COVID-19, a nivel internacional existe una sobre demanda de diversos bienes, servicios e insumos que ayudan a brindar atención médica a los enfermos de coronavirus, lo que ha provocado el alza en sus precios y escasez de materiales, por lo que las autoridades pensaron que era necesario flexibilizar los procedimientos de su adquisición e importación a fin de garantizar que México pueda hacer frente a la pandemia.

Las instituciones facultadas para adquirir, importar los bienes y servicios, y las mercancías y objetos necesarios para atender a la población afectada, serán las Secretarías de Salud, de la Defensa Nacional, y de Marina. También el Insabi, el IMSS, y el ISSSTE, cada una en sus respectivos campos de competencia.

El Diario Oficial de la Federación informó que para enfrentar la enfermedad de COVID-19, las unidades facultadas facilitarán los trámites del procedimiento de adjudicación directa previsto en las disposiciones jurídicas aplicables.

Las adquisiciones e importaciones son aquellas sobre medicamentos, equipo médico, agentes de diagnóstico, reactivos, material quirúrgico y de curación y productos higiénicos, así como los relacionados a bienes y servicios, y mercancías que sean necesarios por la contingencia.

En este acuerdo las unidades facultadas también podrán contratar médicos y enfermeras, y todo tipo de personal médico que consideren necesario, ya sea para trabajo temporal o por honorarios para fortalecer la atención médica durante el periodo de la contingencia sanitaria.

Los pagos y anticipos para hacer la compras los podrán otorgar las unidades facultades a efecto de contar en el menor tiempo posible con los mismos, y con ello mejorarán las condiciones de oportunidad para el Estado.

Otros trámites que las unidades facultadas no tendrán que cumplir serán aquellos a cargo de la Cofepris (Comisión Federal para la protección contra Riesgos Sanitarios).

La Cofepris brindará asesoría inmediata a las unidades facultadas para realizar la compra de bienes y servicios de que se trata, agilizando los tiempos de procesos y bajo las condiciones de calidad y seguridad.

Mientras tanto, la SHCP (Secretaría de Hacienda y Crédito Público) y de Economía, asesorarán y darán seguimiento a las unidades facultadas respecto de las adquisiciones. La Secretaría de la Función Pública dará acompañamiento preventivo de los procedimientos de adquisición.