Seguro de Vida, Tecnología y Salud;

 

Los cambios tecnológicos de la última década han colisionado con muchos de los aspectos diarios de la vida cotidiana, logrando así mejorar la calidad de vida de las personas considerablemente.

¿Cómo la tecnología puede mejorar la calidad de vida?

En la actualidad los teléfonos son de uso cotidiano para las personas en casi todos los ámbitos, tanto personales como sociales y empresariales, y ahora también en un futuro no tan cercano estos dispositivos inteligentes podrán ser usados en hospitales para realizar exámenes y se logrará obtener resultados.

Estos dispositivos también son usados como medios para realizar terapias, con las distintas aplicaciones disponibles, las personas pueden realizar ejercicios guiados de tipo relajación y, para luchar contra episodios de depresión y ansiedad, existen de igual manera apps para ayudar a conciliar el sueño de las personas.

No obstante, estas tecnologías no presentan la ayuda que ofrece un método antiguo de seguro de vida; pueden ayudar en ciertos aspectos, pero cuando se trata de asegurar la vida, el contratar un seguro es lo mejor para las personas.

El método antiguo, un seguro de vida

Ningún avance tecnológico ha logrado suplantar al método de la vieja escuela, el solicitar y aplicar para obtener un seguro de vida, el cual es una forma de prevención y ayuda económica en contra de accidentes y en peores casos, la muerte.

Sin embargo, con el avance de estas tecnologías, lo que si puede quedar por fuera son los contratos que ofrecen las aseguradoras y se implemente el método con una tableta o dispositivo inteligente y todo quede estipulado y organizado digitalmente.

Una alta probabilidad es que las tecnologías mejoren el alcance de las aseguradoras por conseguir nuevos clientes y sigan expandiendo su compañía de seguros en el futuro.